Un 2023 lleno de buenas noticias

2023 llega a su fin y es el momento de hacer balance de un año muy especial para FASFI. Empezábamos con un claro objetivo: crear la esperanza de todos los colores, en cualquier lugar y situación. Y ese ha sido nuestro lema para celebrar el 20 aniversario.

Este año, hemos mirado al pasado para recordar y poner en valor nuestra historia, y al futuro con el objetivo de seguir marcando metas.

Queremos acabar el año como nos caracteriza, poniendo en valor lo bueno, lo que genera fuerzas y esperanza para continuar trabajando.

En 2023, gracias a la familia FASFI, hemos impulsado 20 proyectos en 9 países: Bolivia, Cuba, República Dominicana, Perú, Venezuela, España, Bangldesh, Malawi y Mozambique.

En Bangladesh, las estudiantes de la tribu Garo que viven en el internado Santa Cándida ya disponen de una nueva sala de estudio que favorecerá su aprendizaje, rendimiento y la obtención de mejores resultados.

A veces, surgen situaciones que hacen que tengamos que ampliar los proyectos que tenemos establecidos cada año. Así ha sucedido en Bolivia.

Tita, la Hijas de Jesús encargada de los proyectos en Potosí, nos llamó un día para contarnos que estaban pasando una época de mucha sequía y que, en Barrio Lindo, no tenían tanques para recoger el poco agua que caía. Así que, nos pusimos manos a la obra para conseguir 25 tanques de 450 litros cada uno para sus casas.

Allí también, en Barrio lindo, el grupo de Mujeres que tejen vida ha terminado la formacion de tres años en artesanías en aguayo, tejido industrial, costura y pollerería. Lo han celebrado con una exposición final y la entrega de diplomas.

El centro de Formación Profesional Baptista, en Bayamo, Cuba, que atiende a escolares con dificutades de aprendizaje y a jóvenes-adultos que buscan un reciclaje en su profesión o abrirse nuevos caminos, cuenta con dos aulas para un nuevo diplomado.

Las viviendas solidarias de Almería y Alcarrás, España, siguen contribuyendo a la insercción social de migrantes para conseguir su máximo nivel de autonomía personal.

La zona de Kaudanchulu, en Mtendere, Malawi, ya cuenta con un pozo de agua potable que mejorará la salud y, por tanto, la calidad de vida de sus habitantes.

Desde la Escuela Comunitaria de Metoro, Mozambique, nos llegó una carta de felicitación por el 20 aniversario que decía lo siguiente:

«FASFI ha hecho de mí lo que soy hoy: una mujer con esperanza, con principios, decidida, siempre queriendo terminar mis estudios y tener un futuro diferente desde que formo parte de FASFI. Porque ustedes me llenan de esperanza». Sofia Samuel Arufo.

Este año, hemos aprendido el término «peke-peke», y ya todos sabemos que son las embarcaciones con las que se mueven en el amazonas y que su nombre viene por el ruido que hacen con el agua. El peke-peke ya navega para favorecer el acceso y permanencia de los jóvenes, el equipo misionero y los docentes de la institución educativa Nuimiat Achua Warush, en la amazonía peruana.

Los profesores y profesoras de la escuela del Valle de Elías Piña, en República Dominicana, tienen garantizado el transporte hasta las aulas gracias a una nueva camioneta adaptada para el traslado de pasajeros.

Y, gracias a la colaboración de muchas personas, la escuela sigue creciendo para que los niños, niñas, adolescentes y jóvenes del Valle y la Trompeta tengan acceso a una educación básica.

Gracias a la formación y apoyo a las madres de Villa del Rosario, en Venezuela, sigue mejorando el nivel de desnutrición de los menores, lo que contribuye a dismunir el riesgo de que caigan en desnutrición severa.

Con todas estas buenas noticias, podemos decir que el 2023 ha sido un gran año gracias a la ayuda de la familia FASFI: centros educativos, socios, colaboradores, empresas, voluntarios y profesionales.

¡Gracias por hacer que la esperanza sea de todos los colores!


*Foto de Marta Ezquerro

Por una Navidad repleta de felicidad, amor y buenos momentos.

¡Felices fiestas, familia FASFI!

¡Feliz 2024!

Un 2023 lleno de buenas noticias
Etiquetado en: