Día de África (II). FASFI en Mozambique

El 25 de mayo se celebró el Día de África y hoy, os contamos sobre nuestro trabajo en Mozambique.

Mozambique es un país situado en el sureste del continente africano, en la costa del océano Índico. Su idioma oficial es el portugués y cuenta con una población que supera los 20 millones de habitantes. Su capital es Maputo.

En general, su esperanza de vida es baja (60 años) , y su tasa de mortalidad infantil se sitúa en una de las más altas del mundo. El Índice de Desarrollo Humano, un índice que elabora las Naciones Unidas para medir el progreso de un país y que en definitiva nos muestra el nivel de vida de sus habitantes, indica que los mozambiqueños están entre los que peor calidad de vida tienen del mundo.

Los niños son los principales afectados. Según un informe de Unicef:

Las infraestructuras más básicas, como la electricidad, el saneamiento, el acceso al agua potable están fuera al alcance de un gran número de hogares, donde residen niños.

El 42% de los menores del país padecen desnutrición crónica

La educación primaria es uno de los mayores desafíos del país. Más de 2/3 de la población entre 12 y 17 años no ha completado sus estudios básicos.

Sin embargo, esta investigación se basa en datos recogidos en los años 2014/2015, y es posible que con la pandemia del COVID-19 empeoren.

A todo esto se le suma la situación de violencia que se da en el país. En la región de Cabo Delgado (donde como se verá a continuación, se encuentran nuestros proyectos de la mano de las Hijas de Jesús), se está viviendo una tragedia humanitaria causada por autodenominados insurgentes, que está provocando muertes (más de 2.600) y desplazamientos (más de 600.000).

FASFI en Mozambique

Desde el 2003, FASFI está presente en la comunidad de Metoro, en la Provincia de Cabo Delgado, llevando a cabo proyectos de formación destinado tanto a docentes como al alumnado, medicina alternativa, construcción de iglesia y de saneamiento y acceso al agua.

En concreto, durante este año, tenemos activos tres proyectos.

-El proyecto “¡Quiero aprender, quiero un futuro diferente!” Proyecto de Ayuda al Estudio. Que tiene el objetivo de fomentar la escolarización y mejora de los procesos de aprendizaje de alumnos de la Escuela Comunitaria de Metoro concediendo becas para matrícula, uniforme y material escolar, y manteniendo las aulas de refuerzo escolar y la biblioteca comunitaria.

-El proyecto “Biblioteca de Luz”.  El proyecto “Biblioteca de Luz” tiene el objetivo de proporcionar una fuente de luz a los estudiantes que viven sin electricidad en sus hogares para que puedan continuar con sus estudios en casa. Para ello a principios de este año llegaron a la Escuela de Metoro más de 200 lámparas de luz solar. La dinámica que sigue el proyecto es parecida a la de una biblioteca al uso, los estudiantes solicitarán el préstamo de una lámpara solar, la usarán durante el tiempo que se estime, y una vez concluido el periodo, la devolverán. Te contamos aquí el desarrollo del proyecto.

-El proyecto “Cuidando la salud y bienestar de las comunidades rurales de la parroquia”. Cuyo objetivo es facilitar la atención médica gratuita a cerca de 700 personas en el centro de salud de medicina natural de la parroquia Cristo Rey de Metoro, así como el cultivo de plantas medicinales y elaboración de productos de herbolaria.

Enseñando cómo funciona una de las lámparas solares
Día de África (II). FASFI en Mozambique