Neveras solidarias que recogen los alimentos que no quieres

El pasado año se arrojaron a la basura 1.245,9 millones de kilos de alimentos en condiciones de ser consumidos, según datos del Ministerio de Agricultura. El 4,3% de los productos comestibles comprados acabaron en los vertederos, una cantidad desorbitada de desperdicio que 20 frigoríficos situados en ocho comunidades autónomas quieren paliar.

 

Se trata de la iniciativa Nevera Solidaria, un proyecto contra el despilfarro de comida que nació hace dos años en Galdakao (País Vasco) de la mano de Alvaro Saiz, su actual presidente, con la instalación del primer refrigerador. El objetivo de los electrodomésticos presentes en País Vasco, Cataluña, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Aragón, Galicia, Madrid y Andalucía es, simplemente, evitar el derroche de los alimentos que se van a tirar y que podrían ser consumidos. Desde Ulán Bator (Mongolia), donde se encontraba en el momento de la conversación telefónica, el propio Saiz explica a FCINCO el funcionamiento de esta iniciativa.

La función de las 20 neveras, repartidas por toda España, es que la gente se acerque a dejar la comida en buen estado –sobras de comestibles cocinados, alimentos sin cocinar o lo que se prevé que no se va a consumir por el motivo que sea– que fuese a acabar en la basura para que otros puedan utilizarla. Estos frigoríficos se encuentran situados en la calle o en lugares públicos para que nadie se sienta cohibido en el momento de acercarse a ellos, ya sea a coger o a dejar alimentos. De hecho, no existe un perfil del usuario de esta iniciativa. Aunque pueda parecer un proyecto para los más necesitados, está pensado para cualquiera.

Uno de los grandes problemas españoles, en lo que a derroche de alimentos se refiere, parte de los supermercados. Las tiendas tiran directamente a la basura todos productos que rozan la caducidad, que han pasado la fecha de consumo preferente o que, incluso, se prevé que no se vendan por estética. La legislación española, nada favorable a la donación, es uno de los principales hándicaps con los que se encuentran los comercios, según Saiz. En países de nuestro entorno, como Francia e Italia, sí se ha producido ya un cambio legislativo contra el despilfarro.

 

Sigue leyendo aquí 

Neveras solidarias que recogen los alimentos que no quieres
Etiquetado en: